10 consejos para demostrar que quieres a tu comunidad

Hemos considerado muy interesante traducir el artículo “10 Ways to Show Your Commuty Love” de David Alston publicado en el blog de radian6, pues liga con algunos de los artículos que hemos publicado con anterioridad. La traducción es libre y no contiene todo el texto, por lo que recomendamos consultar el artículo original. Os recomendamos también la lectura del libro “Building & Sustaining Brand Communities

En muchos sentidos, una relación saludable entre una marca y su comunidad tiene bastantes puntos de unión con una relación sana entre dos personas. Ambas se fundamentan en principios tan simples como el respeto, y ambas deben celebrarlo siempre que sea posible.

Cuando pensemos en la conexión que queremos generar con nuestra comunidad y sus miembros, debemos recordar siempre estos 10 consejos para conseguir que la comunidad se sienta amada y apreciada por nuestra marca.

Acuérdate de decir ‘Gracias’ – La gente, en general, disfruta diciendo y haciendo cosas buenas para los demás, y tiende a hacerlo sin esperar que nadie les dé las gracias por ello. Sin embargo, todos sabemos lo bien que nos hace sentir ser reconocidos por nuestros esfuerzos. Cuando la comunidad diga algo bueno sobre nosotros siempre es una gran idea decir “gracias”.

Celebra sus éxitos – Uno de los principios más antiguos de la humanidad es pensar en los demás antes que en uno mismo. Si lo hacemos, probablemente nos daremos cuenta de la gran cantidad de cosas positivas que los miembros de nuestra comunidad están logrando. Por tanto, felicitémosles y compartamos sus éxitos siempre que podamos.

Sé un buen oyente – Este es probablemente uno de esos consejos que hemos recibido de nuestros padres como mínimo una vez en la vida. Como señala Stephen R. Covey en Los 7 Hábitos de la Gente Altamente Efectiva: “busca primero entender, y luego ser comprendido.” Las mejores relaciones se construyen bajo la idea de dar y entonces, quizás, recibir. Invirtamos tiempo en escuchar y entender las necesidades de nuestra comunidad.

Pide y escucha su opinión – Seguramente no hay ninguna persona a la que no le guste que le pidan su opinión. La colaboración en un proyecto casi siempre produce un mejor resultado final. Los medios de comunicación social nos ofrecen una forma muy simple y eficaz de colaborar con las personas que tienen ideas, iniciativas o opiniones sobre nuestros productos o servicios. Acostumbrémonos siempre a preguntar a la comunidad para conocer su dictamen.

No te olvides de las pequeñas cosas – A veces, el gesto más pequeño puede significar mucho para alguien. Centrarnos en las pequeñas cosas que importan a cada persona demuestra que les dedicamos parte de nuestro tiempo. Por tanto, cuidemos siempre los pequeños detalles con cada miembro de nuestra comunidad.

Sé paciente – En cualquier relación para que las cosas funcionen debemos asumir que habrá malentendidos y frustraciones. La vida no debe ser sencilla, por qué si lo fuera no sería tan excitante. Es importante dar un paso atrás y mirar los desafíos desde otro punto de vista. La paciencia y la capacidad para intentar entender y comprender las cosas será muy apreciada.

Admite tus errores – Nadie es perfecto, y mantener una actitud orgullosa no nos hará ningún favor. Si nos centramos en construir relaciones dentro de nuestra comunidad los miembros deberán conocer el lado humano de la marca. Se cometerán errores, pero si sabemos reconocerlos, aunque los miembros puedan sentirse decepcionados, la comunidad en general tendrá la capacidad y la voluntad de perdonar. Debemos ser rápidos en admitir los errores y sinceros a la hora de pedir perdón.

Comparte una pasión común – Las marcas y las personas son cada vez más capaces de crear rutinas diarias. Cuando se trabaja al lado de otra persona se crea un vínculo, pero generalmente éste no se mantiene durante un largo período de tiempo. Encontrar una pasión común, algo que nos gusta hacer y sobre lo que nos guste hablar, crea los lazos más fuertes. Si somos apasionados de lo que hacemos, no cabe ninguna duda de que hay otros por ahí que se sienten de la misma manera. Debemos encontrarlos e invitamos a nuestra comunidad para disfrutar aprendiendo y compartiendo nuestra pasión común.

Muestra respeto y gana credibilidad – las relaciones más fuertes se construyen sobre el respeto mutuo y la confianza. Pero para llegar a ese punto ideal debemos comenzar por nosotros mismos, estando dispuestos a respetar las opiniones de nuestra comunidad aunque no estemos totalmente de acuerdo con ellas. Los miembros de la comunidad tienen sus razones para expresar y defender sus puntos de vista y nosotros debemos entenderlos o, al menos, aceptarlos. Además, si adquirimos algún compromiso, debemos asegurarnos de cumplirlo o incluso de superar las expectativas de los miembros de la comunidad. Estar dispuesto a ceder ayudará a nuestra marca a ganarse el respeto y la confianza de la comunidad.

Celebra el Día de San Valentín todos los días – Celebrar con nuestra pareja el Día de San Valentín una vez al año es sin duda un bonito gesto, pero debemos luchar para encontrar la forma de demostrar de manera regular cuánto queremos a nuestra comunidad. Para ello deberemos aplicar toda nuestra energía creativa en buscar nuevas maneras de alcanzar las metas.

La mayoría de las empresas siguen sin creer en esta idea de centrarse en su comunidad, por lo que cualquier cosa que hagamos para mostrar nuestro agradecimiento a la comunidad puede ayudarnos a destacar entre la multitud.

¿Qué te parecen estos 10 consejos? ¿Añadirías alguno más? ¿Te preocupas por demostrar que quieres a tu comunidad? Ayúdanos a aprender compartiendo tus opiniones, comentarios y experiencias.