11 consejos para crear una tienda online que venda

Compras-Online

El objetivo de una tienda online debe ser la conversión, es decir, convertir al mayor número de usuarios en clientes que compren. Para conseguirlo resulta imprescindible planificar, conceptualizar, diseñar y programar la web desde el punto de vista de los usuarios. Atender a sus necesidades y ofrecerles herramientas para encontrar lo que buscan es la base para conseguir un ratio de conversión elevado. Aquí te dejo 11 consejos que debes tener en cuenta para crear una tienda online que venda.

1.- Conoce a tu público objetivo

El público objetivo es el que va a comprar los productos de tu tienda online. Por lo tanto debemos conocerle a la perfección: sus intereses, necesidades, motivaciones de compra, deseos, temores, frustraciones, conocimiento de marca y de producto, etc. Recuerda que la compra es una decisión emocional, por lo que debemos tener una idea detallada sobre el tipo de emociones que puede provocar una decisión de compra por parte de los usuarios. También es importante conocer los hábitos de compra y las diversas cualidades que buscan en un sitio de comercio electrónico a la hora de realizar una transacción. La comprensión del público objetivo es crucial para el éxito del comercio electrónico, debido a que  la decisión de compra se toma a partir de las imágenes y la información de nuestra web.

2.- Navegación simple y útil

Los compradores potenciales quieren una navegación que sea muy fácil de entender y los lleve del punto A al punto B con el mínimo esfuerzo (clicks). Así que debemos ofrecer no solamente una navegación que les permita consultar los  productos de forma rápida y cómoda, sino también que les ofrezca diferentes formas de acceder a los productos: colores, materiales, tallas, marcas, perfil, etc.

3.- Imágenes del producto en alta resolución

Las imágenes (fotos y vídeos) del producto son el elemento visual más importante de  una web de comercio electrónico, por lo que resulta crucial ofrecerlas en alta resolución y desde diferentes ángulos para que los usuarios puedan ver el producto en todo su “esplendor”. Los compradores quieren saber lo que están comprando y las imágenes son la mejor herramienta que les podemos ofrecer para interactuar con nuestros productos.

4.- Información del producto detallada y atractiva

Piensa en un anuncio del producto en un periódico o revista, pero con más información detallada. Así es como debe ser la ficha del producto, ya que es el elemento más importante para conseguir conversiones. Imágenes potentes con textos potentes que ofrecen información detallada, completa, interesante y atractiva. Escribe pensando en tu público objetivo, en sus intereses, necesidades, inquietudes y motivaciones de compra, en lugar de en un catálogo para profesionales. Si quieres vender tu producto las palabras deben emocionar tanto como las imágenes. Si no lo haces se producirá un alto porcentaje de abandonos y una baja conversión.

5.- Claras llamadas a la acción

Debemos indicar en todo momento qué acción queremos que haga el usuario en cada una de las páginas de la web: ¿buscar, comprar, consultar, comentar, compartir, valorar, comparar?. Los botones de acción deben ser claros, indicar al usuario qué va a pasar si hace click en ellos y destacar por encima del resto de contenidos de la página. Aquí lo importante no es que queden “bonitos” e integrados con el diseño de la web, sino que cumplan su función: persuadir al usuario para que realize la acción que queremos que haga.

6.- La compra siempre visible

Asegúrate de que el carrito de compra está visible en todo momento para los compradores, ubicándolo preferentemente en la parte superior derecha de la pantalla, y que indique tanto el importe total de la compra como el número de productos que ha selecionado. Los compradores tienen la costumbre de revisar constantemente los artículos de su compra, por lo que quieren tener acceso continuo a su carrito.

7.- Gastos de envío gratis

¿Qué convierte más, un descuento en los productos o ofrecer los gastos de envío gratis? Sin lugar a dudas, los gastos de envío -y ¡devolución!- gratis. Los gastos de envío son el peor enemigo de la conversión. Así que ¿por qué no ofrecerlos gratis?. De acuerdo, no tiene sentido no cobrar los gastos de envío para importes bajos, pero sí definir una cantidad (por importe o por unidades) por encima de la cual se ofrece el envío gratis. Estudiar y definir correctamente los costes de envío y devolución es la base del éxito de la venta online.

8.- ¡Sin distracciones! que estamos comprando

Veo un montón de sitios de comercio electrónico en los que hay anuncios de productos en la página de pago o enlaces al blog de la compañía o el widget de Facebook o alguna otra cosa. Recuerda, a los compradores no les gusta que se les distraiga y suelen abandonar la compra si encuentran algún elemento que interfiere con su experiencia de compra. Así que, en el proceso de compra de tu sitio web, ofrece solamente la información necesaria para realizar la transacción.

9.- Múltiples opciones de pago

Algunos compradores podrían tener dudas acerca de compartir la información de su tarjeta de crédito, lo que significa que van a abandonar la web antes de comprar, y otros prefieren utilizar PayPal para realizar sus compras online. Por lo tanto, asegúrate de ofrecer múltiples opciones de pago para no perder oportunidades de venta en tu web.

10.- Recuperar la compra y los datos

¿Cómo? Algo ha fallado en el proceso de pago y ¿¡he perdido mi compra y los datos personales!?. Pues me voy a otra web a comprar. Esta es la reacción de los usuarios si, al fallarles el sistema de pago, tu web no recupera toda la información y se la ofrece al usuario para que, simplemente, seleccione otro sistema de pago o utilice otra tarjeta de crédito. Recuerda que el proceso de pago es la acción más delicada de una web de venta online y que todo debe estar controlado al milímetro.

11.- Mostrar información de contacto

Algo tan simple como señalar la información de contacto de forma visible en un sitio web de comercio electrónico puede mejorar la conversión. Esto se debe a que las compras online se basan en generar confianza. Si los clientes confían en tu sitio, comprarán en él. Y una de las formas más sencillas de generar esta confianza es ofreciendo información rápida y detallada de contacto.

Bonus.- Keep it Simple

Evita todas las complejidades que puedas en tu sitio web. Asegúrate de que la web ofrece al usuario un flujo simple que le permite acceder fácilmente a los productos y a toda la información importante de la web. El comprador no está buscando un sitio de comercio electrónico brillantemente diseñado y complejo, sino uno en el que poder hacer las compras de manera rápida, sencilla y segura.

Estos once+bonus consejos te ayudarán a crear una tienda online que venda. Sin embargo, sigue buscando nuevos consejos que te ayuden a mejorar aún más la conversión del sitio, porqué un sitio de comercio electrónico de éxito necesita de un trabajo y una dedicación constante.