11 razones por las que soy adicto al Social Media

Social Media Addict

Dedicamos este primer post del mes de septiembre a traducir el artículo “11 Whys I’m a Social Media Addict” de Jay Baer porqué recoge exactamente las razones por las que nosotros somos también adictos al Social Media.

Los medios sociales me acercan a personas con las que habitualmente rara vez interactúo. Familia, amigos, compañeros de trabajo. Tal como dijo una vez mi coautor Ámbar Naslund “con los medios de comunicación social mis relaciones no están vinculadas por la geografía o las circunstancias.” Exacto.

Humanidad

La gente siempre critica a Twitter porque se habla de “lo que tengo para comer”, pero la mezcla de lo personal y lo profesional resulta muy atractivo para mí. Quiero saber la música que escuchas, lo que consideras divertido o porqué está loco tu gato. ¿Desde cuándo existe una norma escrita que diga que el negocio tiene que ser solamente negocio? La vida es muy aburrida en estas condiciones.

Espontaneidad

Me encanta poder interactuar con los clientes y amigos en cualquier momento y desde casi cualquier lugar. La capacidad de consumir medios de comunicación social desde una gran variedad de dispositivos móviles aumenta mi comodidad (y la presión sobre mi router wi-fi) inmensamente.

Mensurabilidad

La razón por la que originalmente era consultor de campañas políticas (a finales de los 80, principios de los 90), es la métrica de éxito alcanzado. Uno no puede ser parcialmente elegido. El día después de unas elecciones o estás entusiasmado o de mal humor. Eso es lo que me atrajo inicialmente a la comercialización online, y por lo que di el salto a mediados de los años 90.

El seguimiento online (incluyendo los medios de comunicación social) supera con creces lo que había a mi disposición cuando estaba haciendo el marketing tradicional. Los números difusos de la televisión, prensa, radio, publicidad exterior y la tradicional de relaciones públicas me volvían loco. Me gustan las matemáticas, el análisis y la realidad.

Transitorio

No hay, literalmente, nunca un momento aburrido en los medios de comunicación social. Cada día es diferente, y se producen cambios significativos casi cada semana. Solamente los cambios de Facebook son suficientes para mantenerte bien ocupado y activo. Me encanta el cambio. Yo prospero en él. Simplemente no puedo imaginarme trabajando en una industria donde el status quo sea la norma. Entiendo el atractivo de la seguridad, pero simplemente no es mi preferencia.

Personalidad

Me siento comprometido con el objetivo de fondo de los medios de comunicación social: añadir elementos humanos a las empresas que han actuado como robots inhumanos en los últimos 40 años. La antropomorfización de los negocios es un reto interesante y satisfactorio, ya que es directamente contraria a lo que se ha enseñado a la mayoría de los empresarios, y a su correspondiente zona de confort. Los medios sociales son divertidos porqué son duros.

Flexibilidad

No hay respuestas correctas en los medios de comunicación social, únicamente respuestas que tienen más probabilidades de ser correctas. Es un beneficio, no un inconveniente (a pesar de lo que otros proclaman) que no haya ningún manual de los medios de comunicación social que podamos coger del estante y ejecutar de manera rutinaria para todas las empresas. Somos libres de crear nuestra propia realidad y el guión de nuestro propio éxito.

Inevitabilidad

Claro, todos hablamos de Facebook, Twitter y YouTube. Pero el crecimiento de los medios de comunicación social no se basa en tecnología y herramientas, se trata de poder y de personas. Los medios de comunicación social nos dan una capacidad de control sobre nuestras relaciones que hasta ahora había sido en gran parte fracturada por nuestro entorno social tradicional.

Cada iglesia, club, entidad, asociación, organización… se enfrenta a la disminución de sus miembros, porque ¿quién tiene tiempo para ir a un almuerzo de dos horas? Incluso en una recesión, nuestra productividad económica continúa en ascenso. ¿Cómo es eso posible? Debido a que estamos trabajando más rápido, más tiempo y más intensamente, y el tiempo para los amigos y la familia se queda en la cuneta.

Los medios de comunicación social nos dan también poder sobre las marcas de manera que nunca habríamos imaginado. Los medios sociales son el boca-oreja con esteroides, y nuestra capacidad para elogiar o castigar a las marcas con sólo pulsar unas teclas nos da una gran satisfación.

Tecnología

Soy un tipo de artilugios. Me encantan. Mi parte favorita de nuestro nuevo hogar en Bloomington, Indiana, son los altavoces insertados en el techo que puedo manipular con una mano gracias al controlador Logitech Squeezebox, que me permite escoger cualquier canción de mi biblioteca de iTunes y reproducirla en cualquier habitación con solamente tres clics. El amor por el software y el hardware, y averiguar cómo las nuevas cosas pueden cambiar el comportamiento, es una característica muy útil en el negocio de los medios de comunicación social.

Revolucionario

A medida que vayamos adoptando los medios de comunicación social para conectarnos con personas y empresas, las compañías tendrán que responder. Los negocios respondieron a la invención del teléfono, el fax, el FedEx y el correo electrónico. Pero, ¿han respondido realmente las empresas al crecimiento de los medios de comunicación social? En gran parte NO.

Esa es la premisa de mi nuevo libro con Ámbar Naslund , “La Revolución Ahora: 7 maneras de transformar su negocio con velocidad, inteligencia y medios social” Así es como las empresas deben cambiar su cultura, su personal, sus procesos, y sus varas de medir para tener éxito en los negocios en tiempo real.

Oportunidad

Me doy cuenta del regalo que me das cada día: el don de tu atención. Me siento increíblemente afortunado de tener lectores y simpatizantes que comparten mis contenidos con un público más amplio que aquel al que la mayoría de consultores en medios sociales desearía llegar. Tu ayuda me da la oportunidad de educar cada vez a más vendedores y a las empresas para las que estos trabajan. Yo no me tomo esa oportunidad a la ligera, y espero no hacerlo nunca.

Y a ti, ¿por qué te gustan los medios de comunicación social? ¿Te considera un adicto o un consumidor esporádico?